octubre 09, 2011

EL DINERO OS HARÁ LIBRE$

Envidio esa posibilidad de ir y venir. Vivir allí donde uno escoge. Elegir. Ese es el gran poder del dinero, la posibilidad de escoger entre el frío y el calor, entre la lluvia y el sol, entre el Norte y el Sur.

Estoy convencida de que el dinero compra la libertad. Aunque una libertad que se vende ya no pueda llamarse libertad.

Debe tener otro nombre.

Yo todavía sigo buscándolo.

octubre 07, 2011

Del amor y otros demonios

Uno de los efectos del enamoramiento loco y obcecado es que anula los sentidos para percibir lo que acontece a tu alrededor. Corta al ras la sensibilidad, la capacidad para la percepción. Te obliga a concentrar tanto la atención en un ser único que te aísla del resto del universo, te aprisiona dentro de una coraza y te mantiene al margen de otras realidades, aunque éstas transcurran a dos palmos de tu cara.

Dolía, sí, claro que dolía. Dolía inmensamente, pero logré acostumbrarme a convivir con ello como quien tira de un fardo: arrastrando una carga inmensa que, aunque ralentiza el paso y exige un sobreesfuerzo, no impide del todo seguir el camino.

octubre 03, 2011

CRISIS Y REENCARNACIÓN


Si la reencarnación es cierta, teniendo en cuenta que al principio del mundo había unas pocas personas y ahora hay millones, hace ya varios siglos que debe de haber una escasez penosa de almas. Eso explicaría el mundo actual. Un alma hay que repartirla entre muchas personas para que alcance y claro, el producto se resiente. Siempre hay las mismas almas pero cada vez hay más gente. O sea que la gente cada vez toca a menos alma.
Si la reencarnación es verdad, lo más probable es reencarnarse en alguno de los millones de personas pobres que se mueren de hambre. Es una simple operación matemática. Ellos son millones. Las familias que rigen el mundo son apenas ochocientas. Si la reencarnación es verdad, el gran negocio para esas ochocientas familias es mejorar las condiciones de vida de los pobres, porque casi seguro que en la próxima vida les va a tocar serlo.
(El otoño Alemán. Eugenia Rico)