marzo 14, 2011

NADIR Y SUS 30 OCÉANOS



Desde el pasado viernes, en el Auditorio Ciudad de León, podemos nadar y bucear entre los sueños tecnohiperrealistas de Nadir. Cada océano encierra un microrelato, la exposición nos cuenta que...

La pesca irreflexiva, por desgracia, nunca muere El tren que coserá mi tiempo La maleta que continúa buscando senderos Fe en tus labios Se secó la luz intensa de los instantes rotos Y se fumó los 18 quilates del corazón en conserva Barrotes de locos para jaula de cuerdos Ensoñación para tres jabalíes y un destino El enroque imposible La leve mirada de nuestra absurda corchea blanca Una escalera para alcanzar la luz Sentimientos artificiales para una realidad inventada.

Lágrimas para olvidar cómo se puede volar. La danza del muelle del amor, la suerte y la codicia.


El pan siempre llora cerraduras de luz Mi indefectible estigma de Caín Peaje para un otoño que termina El amor aterrizó deliciosamente alienado Tráfico ilegal de soluciones para construir problemas Sobre anfibios espirituales y espías psicológicos Rapsodias casi húngaras Amnesia crónica para respirar desesperanzas Donde habita el deseo se diluye la impotencia Buenas razones para un Pegaso ebrio ¡Pobre Platón!, ¡cómo le ardía la piel! Je, je La omega del idiota Chupetín para un pensamiento sin cerebro Pingüinos y conejos, dos caras de una misma luna Ruinas para un navegar distante.
Fragmento de las lágrimas para olvidar cómo se puede volar