noviembre 25, 2010

ANA MARIA MATUTE, PREMIO CERVANTES 2010


Me encanta esta mujer: sus cuentos, sus novelas, sus historias... su vida entre renglones, porque su obra no es autobiográfica, pero ella reconoce estar en cada una de las historias que han salido de su cabeza, o de su corazón, o de ambos.

He disfrutado tanto con sus libros, me he identificado con sus personajes, cuánto me gustaría ser un hada en sus cuentos. Recomiendo todos, pero si hay uno especial, uno al que quiero, "Olvidado Rey Gudú". Lo leí con devoción, imposible olvidarlo.

Gracias Ana María, por seguir siendo una niña de ochenta y cinco años. Ayer salté de alegría cuando escuché tu nombre en boca de la ministra, "ya era hora", pensé. Yo te daría el Nóbel y todos los premios que existen, porque no has escrito para que te los den, por eso los mereces, por haber escrito durante ochenta años...y lo que queda.

Me emociono cada vez que te oigo decir cómo te sientes, y... ya ves, igual que cuando te leo, también me siento así: ENORMEMENTE FELIZ!!

noviembre 14, 2010

TIEMPO DE CASTAÑAS



Aso un puñado de castañas en la sartén que me ha regalado mi madre, parece un colador, toda su base está llena de agujeros por donde se cuela el rojo de la vitrocerámica. Las castañas se tuestan y la cocina se llena de humo perfumado. El olor atrae a todos mis antepasados, juntos entonamos un cántico de gracias por haber sobrevivido con el fruto caliente, carnoso y dorado...