junio 06, 2010

ESPERANDO A SUSANA

Es intención secreta de cada relato invitarte a buscar y ayudarte a encontrar el hogar perdido. Ignoro si este conjunto llegará a conducir tu mirada hacia ese seguro secreto deleitoso: la presión de la vida nos distrae tantas veces de lo esencial...

Si lo consigues, será un triunfo de tu manera de leer. Si no será un fracaso mío, pues no fui capaz de, como el niño del cuento, ir arrojando al camino las piedrecitas que nos devolverían al hogar perdido.