enero 09, 2010

MI VIDA EN RUINAS



Arranca un poco mal, después avanza bien. No esperéis de "Mi vida en ruinas" una comedia tronchante sino un viaje por Grecia, con unos paisajes preciosos, marcado por la tensión de Nia Vardalos, que terminará descubriendo en Grecia su felicidad, y también por el personaje de Richard Dreyfuss. Las actrices españolas, aunque aparezcan en los títulos de créditos, son simples extras porque no llegan a decir más de cincuenta palabras entre las dos.

Una película bastante bonita, de final previsible, que se limita a explotar el éxito de "mi gran boda griega" repitiendo protagonista y escenario.

EL LÁPIZ DEL CARPINTERO



En estos últimos tiempos el cine bebe de la literatura. Antón Reixa adapta fielmente la novela de Manuel Rivas, tomándose pocas libertades, opta por una estructura más cronológica.

Melodrama romántico, lleno de pasión y ternura que consigue emocionar. Está basado en la historia real del preso político Paco Comesaña y su esposa. La escena en la que Da Barca (Tristán Ulloa) convence a sus carceleros para hacer una parada en el viaje a su siguiente destino carcelario, y así poder pasar su noche de bodas, aunque parezca mentira sucedió tal como se ve en la película. La pregunta es, ¿qué les habrá dicho Da Barca a los guardias que le custodiaban para convencerles?

Destaca el magnífico actor gallego Luis Tosar como hilo conductor de la historia y, como compañero de su viaje, el lápiz del carpintero, que llega a él pasando por otros antes, como la conciencia que, de repente, uno recobra.
Da gusto redescubrir a LUIS TOSAR, como si se tratara de la primera vez, en cada película que interpreta.

CELDA 211



Es una suerte que en un panorama tan desolador como el del cine patrio, últimamente se acoge a la comedia zafia de turno (Fuga de cerebros), al terror de última generación (fantasmas y demás), se presenten de vez en cuando cineastas como Daniel Monzón con un thriller como "Celda 211", mostrando que cuando se posee talento, todo lo demás viene de la mano, sea pronto o tarde.

"Celda 211" es una película que te encierra en prisión desde el minuto uno, su estilo directo, realista y crudo hace que te sea imposible tomar aire y atravesar los muros de la cárcel para escapar. Sobresaliente a todas luces la interpretación de Malamadre, el actor logra dar total credibilidad a este preso temible, de palpable agresividad y malo entre los malos con su propio código moral. Sin embargo, me quedo con la labor del desconocido Alberto Ammann, "Calzones", un personaje que sufre una completa evolución a lo largo de la película y que llega a tener unos cara a cara con Tosar realmente tensos.

Gran apuesta para llevarse los Goyas más gordos.

ENCADENADOS



El argumento es bastante simple y las situaciones de suspense se dan simplificando al máximo los elementos, reducidos a una llave, una taza de café y una botella. La sencillez y sutileza de esta película se mezcla con una maestría en el manejo de la cámara. De las escenas románticas se dice que, prohibidos como estaban los besos demasiado largos en pantalla por la censura, Hitchcock sorteó el obstáculo haciendo que C. Grant e I. Bergman interpretaran esas escenas en las que hablan de trivialidades a milímetros de distancia dándose pequeños besos constantemente, lo cual, al final, resulta más tórrido que lo prohibido por los censores.

Cómo no hablar de la madre de Alex Sebastián, ese personaje tan inquietante. Otra madre dominante y celosa.

Encadenados es una de esas películas que apetece ver un fin de semana por la noche y recibir una lección de cine.

ATRAPADO EN EL TIEMPO


¿Qué pasaría si te quedas "atascado" en el mismo día de tu vida, y no puedes hacer nada para salir de allí?


La distorsión del tiempo que afecta a un engreído presentador de televisión, obligado a revivir una y otra vez su odiado "Día de La Marmota", es el origen de semejante delicia en la cual cada segundo de metraje es un monumento al humor fino e inteligente. Es deliciosa, irónica, inteligente y a ratos hilarante.

Phil (soberbio Murray), pasa de ser un hombre despreciable, sin valores ni principios, a ser una persona íntegra y preocupada por los demás.

enero 07, 2010

FELIZ AÑO NUEVO


Renovación, avance y crecimiento; es lo que me han dejado sus majestades, con una nota: "te vemos bien, siéntete mejor".
A ver si dosifico los trescientos sesenta y cinco ml del envase, tiene que durar hasta el próximo 31 de diciembre.
Por el momento, miau, no noto nada especial, rrrrrrr.
Hasta mañana corazones.