junio 27, 2008

UN EMPUJONCITO...


...Un millonario ofrece una fiesta en una de sus mansiones y, en un determinado momento, pide que la música pare y dice, mirando hacia la piscina donde cría cocodrilos australianos:

- A quien se tire a la piscina, consiga atravesarla y salga vivo, le daré todas mis riquezas: mis coches, mis aviones, mis mansiones…

En ese momento, alguien salta a la piscina... La escena es impresionante: lucha intensa, el intrépido se defiende como puede, sostiene la boca de los cocodrilos con pies y manos, tuerce la cola de los reptiles… Después de algunos minutos de terror y pánico, sale el valiente hombre, lleno de arañazos, golpes y casi desnudo.

El millonario se aproxima, lo felicita y le pregunta:

- ¿ Dónde quiere que le entregue los coches y los aviones?

- Gracias, pero no los quiero – responde el hombre magullado.

- ¿Y las mansiones? – pregunta extrañado el millonario.

- Tengo una hermosa casa, no preciso de las suyas. Puede quedarse con ellas. No quiero nada que sea suyo.

Impresionado, el millonario pregunta:

- Pero si usted no quiere nada de lo que ofrecí, entonces ¿qué quiere?

Y el hombre responde irritado:

- ¡Encontrar al desgraciado que me empujó a la piscina!...

Y es que somos capaces de realizar tantas cosas de las que nosotros mismos no nos creemos capaces… que hemos de reconocer que, en ciertos casos, es muy útil un empujoncito.

junio 10, 2008

XIII teen

Hay un común denominador en todos los adolescentes (desde los romanos, y antes, hasta los actuales, y después) dejan la infancia con los cuidados maternales, para pasar (con o sin rituales iniciáticos) a la andadura de hacerse adulto, a diferente ritmo y con resultados más o menos provechosos. Toman como modelo a seguir lo que mejor les parece y, la gran mayoría, hacen caso omiso de los consejos, sobre todo si éstos vienen de los padres....cosas de la edad.

Ayer cumplió años mi compañera de piso: Timburtoniana, estudiante de la ESO, nadadora, actriz en crisis vital, artista del dibujo -entre otras materias- y ocupadora de mi corazón desde hace trece años y nueve meses. Que cumplamos muchos más.


¡¡¡FELICIDADES ANDREA!!!