abril 19, 2008

abril 10, 2008

Cuando las ovejitas fallan...


Es la una y cuarto de la mañana, llueve.

Podría estar durmiento, leyendo, estudiando.

No tengo sueño, ni ganas.


El payaso de la taza, llena de leche con cereales, sonríe al frasco lleno de esencias del bosque.


Parece que, en cuestión de recipientes, produce mejor efecto alimentar cuerpos que engordar almas. Éste es compañero de alacena de otras muecas de color granate, verde y amarillo.


En casos de insomnio nocturno, sin ropa para planchar, abro el armario, cierro los ojos y que sea lo que mi mano quiera.


Es la una y media, llueve en el bosque, los payasos se lanzan cereales hasta que duermen las esencias que guardan en tazas, uno de ellos se acerca sonriendo, parece la pantera rosa, no sé qué leches dice sobre sueños que guarda en frascos para engordar almas. Veo una taza en el suelo, a ver cómo desayuno yo mañana, estos llenan el armario con cuerpos de colores.


En cuestión de recipientes....prefiero mi cama.

abril 07, 2008

PAUSA (Mario Benedetti)


De vez en cuando hay que hacer
una pausa
contemplarse a sí mismo
sin la fruición cotidiana
examinar el pasado
rubro por rubro
etapa por etapa
baldosa por baldosa
y no llorarse las mentiras
sino cantarse las verdades.