septiembre 27, 2006

GRANADA ABIERTA



Mi madre nació en Valencia de don Juan, aunque a los de allí les gusta decir Coyanza (sonar, suena mejor). Lo que más me gustaba de aquel pueblo era su castillo, el parque de los patos y las tardes en el cine Ortiz (me dejaban ir sola).

En Valencia de Don Juan vivían mis abuelos y en otoño siempre tenían granadas preparadas para mi hermano y para mi. "Son como diamantes" decía yo, y separaba uno a uno sus granos. Uno de los pequeños placeres de esta época es llenar una cuchara con rubíes comestibles y sentir como estallan entre el paladar y la lengua. Yo cerraba los ojos y veía La Alhambra...

Ayer compré las primeras granadas de este otoño, saben mejor que todos los anteriores.

septiembre 25, 2006

LLEVO TU CORAZÓN

Llevo tu corazón.

Llevo tu corazón conmigo
(lo llevo en mi corazón)
nunca estoy sin él
(tú vas dondequiera que yo voy, amor mío;
y todo lo que hago por mí misma
lo haces tú también, amor mío).

No temo al destino
(pues tú eres mi destino, mi amor)
no deseo ningún mundo
(pues tú eres mi mundo, mi verdad)
y tú eres todo lo que una luna siempre ha sido
y todo lo que un sol cantará siempre eres tú.

He aquí el más profundo secreto que nadie conoce
(he aquí la raíz de la raiz y el brote del brote
y el cielo del cielo de un árbol llamado vida;
que crece más alto de lo que un alma puede esperar
o una mente puede ocultar)
y éste es el prodigio que mantiene a las estrellas separadas.

Llevo tu corazón (lo llevo en mi corazón).

E.E. Cummings

septiembre 21, 2006

21 de Septiembre Nuri y Kike dijeron....Sí


El está muy serio...pero es sólo apariencia, para despistar, Kike es simpático con y sin intimidad (ah, también habla catalán en público) Un primor...
Ella es así...guapa y salada: Nurieta.
Hace ya tiempo, Kike fue a hacer unas fotocopias a la oficina de al lado....."vi unos ojos y con ellos a tu prima" y ya no ha visto más desde entonces ("El amor nace, vive y muere en los ojos" W. Shakespeare)
Nurieta...se hizo de rogar (luego dicen que la cazurra soy yo) Que sí, que no, que tal vez, alomejor....nueve años le tuvo en ascuas. Ki-ke-constante!! Él que la sigue, la consiguió "El amor y la luna cuando no crecen, disminuyen")
Conclusión: hoy hace dos años se dieron el sí de derecho (de hecho ya se lo habían dado antes...¿no?
"El amor no se manifiesta en el deseo de acostarse con alguien, sino en el deseo de dormir junto a alguien" (Milan Kundera)

septiembre 19, 2006

EL BOSQUE DE LAS HADAS O LA FUERZA DEL CARIÑO



Hice esa foto pensando enseñársela a Luis Rivera. En Barcelona, su ciudad, hay un bosque de hadas que me gusta visitar. El ambiente no es tan saludable como el bosque en el que habita Luis y pasear por los estrechos senderos de este fantástico bosque no es tan inspirador ni solitario como las caminatas de mi amigo y Goyerri. El caso es que hice la foto pensando escribir un cuento para dedicárselo...

Un cuento de hadas, en el que el protagonista sería un sabio que pasea entre los arbustos y los árboles que circundan su morada, la que comparte con un simpático canino y una encantadora dama.

Este sabio va meditando pensamientos entre las veredas y los deja colgados en las ramas de los árboles, sobre las piedras del camino y entre el musgo de los regueros...por si alguien quiere recogerlos. Y aquí aparece el hada.

Las hadas viven en los bosques, en las fuentes, en los ríos y sólo se dejan ver cuando las apetece. Hay varios tipos de hadas, depende de su origen (divino, natural o encantado).

Algunos creen que las hadas son descendientes de los ángeles caídos...porque algunos ángeles cayeron a los pies de representantes del género femenino (para que luego digan que no tienen sexo) .

Otros opinan que forman parte de la naturaleza y su tarea es cuidar de Gaia, la madre tierra.

En cuanto a las encantadas....son humanas de nacimiento pero por algún motivo (una maldición, una promesa, un comportamiento indecoroso o cualquier otra oscura razón) pasan a convertirse automáticamente en una de ellas con un alma mortal; eso sí, siempre tienen la posibilidad –aunque remota- de ser desencantadas algún día por un ser humano, algo que anhelan continuamente. El mortal que lo logre, a cambio, podrá obtener las riquezas que custodia dicha mujer encantada e incluso su propia persona...pasando así a convertirse en una mujer humana.

También hay hadas dulces y saladas, las saladas suelen vivir en el mar y las dulces entre montañas, aunque ambas pueden viajar de vacaciones intercambiándose su casa.

El hada de este cuento...sería encantada, dulce y salada. En cuanto a su nombre...eso es algo secreto, por eso utiliza uno o dos, ninguno es el verdadero. ¿Y la apariencia del hada? Ni pequeña, ni rubia...ni azulada.

El caso es que este hada del cuento, admiraba al sabio caminante y aprendía de todo lo que él escribía, porque a las hadas les gusta conocer, tienen curiosidad por el más acá.

Y aquí estoy poniendo la foto...en cuanto al cuento, no se me ha ocurrido nada.

Segunda parte de la historia.

Cuando voy al bosque de las hadas –en Barcelona- llevo a Andrea conmigo, nos tomamos un refresco, abrazamos un árbol, tiramos una moneda al estanque y pedimos un deseo....

-¿Te lo puedo decir mamá?
-No cariño, si lo dices no se cumple
-Vale

El pasado sábado las dos salimos a dar un paseo, nos gusta nuestra ciudad, caminamos por la zona vieja, vemos la catedral y antes de llegar a casa tapeamos (mosto de uva sin fermentar) Entre piedras le dije...

-¿Sabes Andrea? Soy muy feliz...porque sí.

Y ella abrió mucho los ojos, sonrió y me dijo:

-Mamá, cuando se cumple un deseo...¿ya se puede contar?
-Supongo que sí.
-Es que yo...pedí que tú fueras feliz.